Seleccionar página

Recuperar tu alineación, cuando sabes que la has perdido, puede parecer una labor titánica, yo lo sé…

Tratar de recuperar tu alineación puede ser un poco engañoso. La razón es que, como te sientes mal, y encima las cosas no salen como quieres, pones toda tu atención en los problemas, en la angustia y el malestar. La tendencia natural de la mayoría de las personas es a resistirse a su situación actual, y a luchar, con todas sus fuerzas, por tratar resolver lo que no está funcionando. El resultado suele ser, frustración, agotamiento y más malestar.

No necesitas “luchar” para recuperar tu alineación.

Cuando caes en la “lucha” por resolverlo todo es como si nadaras en contra corriente, en medio de un tsunami. Y con esto no te quiero decir que debas meterte en tu cama y no hacer nada. No, obviamente la proactividad es muy necesaria. Pero si tus esfuerzos están mal dirigidos, no es mucho lo que va a mejorar tu situación.

Para recuperar tu alineación, la clave es permitir, no luchar

¿Pero cómo rayos hago esto? Te estarás preguntando.

Lo primero que debes comprender es que, para recuperar tu alineación, primero tienes que enfocarte en tu bienestar. Y aunque en este momento te pueda parecer que estoy un poco loca por hacerte esa sugerencia, confía en mi cuando te digo que, si sabes exactamente lo que debes hacer, es muchísimo más fácil de lo que crees.

En la medida en la que vayas recuperando el balance, las dificultades empezarán a soltar su garra, y las soluciones comenzarán a aparecer. Primero debes recuperar tu balance interior,  si quieres solucionar lo de afuera. Funciona exactamente así, y no al revés.

Recuperar tu alineación no es tan complicado.

Esa es la buena noticia. Y además, recuerda que cuando ya sabes exactamente qué hacer, solamente es cuestión de seguir las instrucciones para comenzar a ver los cambios positivos.

Haz clic en el video ahora y descubre los 5 pasos para recuperar tu alineación.

Ahora quiero saber de ti: ¿cuál de estos pasos es el primero que vas a aplicar? Déjame saber en los comentarios, estaré muy atenta a leerte.

Si te gustó este video, por favor reenvíaselo a alguien que se pueda beneficiar de él.

Como siempre, amé compartir contigo hoy.

 

Ingresa tus datos y recibe el curso gratis "Haz que suceda"

¡Bravo, lo lograste!